Compra vs Leasing

Signing Paperwork

Sus prioridades son nuestras prioridades

Es natural. Todos tenemos diferentes estilos de vida, objetivos y prioridades en lo personal, en autos y en finanzas; la decisión entre arrendar y comprar un auto debe tomarse teniendo en cuenta sus propios gustos y prioridades. ¡Lo que le funciona a una persona puede ser un completo error para otra!

Un plan de leasing le puede interesar si:

  • Disfruta manejar un nuevo auto cada 2-3 años
  • Desea cuotas mensuales más bajas
  • Le gusta tener un auto con las últimas funcionalidades de seguridad y que siempre esté bajo garantía
  • No le agrada comprar ni intercambiar autos usados
  • Le es indiferente tener el vehículo en propiedad
  • Lleva un estilo de vida estable y predecible
  • Hace un número de millas promedio
  • Le hace mantenimiento adecuado a sus autos
  • Está dispuesto a pagar más a largo plazo para tener estos beneficios
  • Entiende cómo funciona el leasing de vehículos

VER LAS MEJORES OFERTAS DE LEASING

Comprar un auto puede ser mejor para usted si:

  • No le molestan las cuotas mensuales más altas al comienzo
  • Prefiere quedarse con su auto
  • Prefiere revenderlo después o entregarlo como parte del pago de un auto nuevo
  • Le agrada la idea de ser el dueño de su vehículo de inmediato
  • Prefiere pagar su préstamo y estar libre de obligaciones por un tiempo
  • No le molestan los costos inesperados de reparación una vez haya expirado la garantía
  • Hace un número de millas mayor al promedio
  • Prefiere manejar sus autos durante años para distribuir el costo
  • Le gusta personalizar sus vehículos.
  • Podría tener cambios en su trabajo o estilo de vida en el futuro cercano
  • No le agrada el riesgo de los costos al finalizar un contrato de leasing.

VER OFERTAS DE FINANCIACIÓN

Las claves del leasing

Costos al momento de firmar.

El monto que pague con la firma del contrato de leasing puede ser menor que el de un contrato de financiación. Este primer monto incluye lo siguiente:

  • Pago del primer mes
  • Cuota de adquisición
  • Depósito de seguridad reembolsable
  • Impuestos y tarifas
  • Reducción del costo capitalizado (similar a un depósito)

Opción de compra.

Tendrá la opción de comprar su vehículo durante el contrato de leasing o una vez finalizado este.

Límites de millaje.

Para calcular el total de millas permitidas que se especifican en el contrato de leasing, divida el número de meses del contrato por 12 y luego multiplíquelo por 15.000 (leasing estándar), o 12.000 (leasing con bajo millaje). Por ejemplo, un leasing estándar a término de 36 meses se calcula así: 36 meses del contrato dividido entre 12 = 3 años; 3 años multiplicado por 15.000 millas = 45,000 millas permitidas en total.

Costos de finalización del contrato.

Se le cobrará cualquier desgaste excesivo.

Beneficios tributarios.

Si utiliza un vehículo de leasing para trabajar, recomendamos consultar con su asesor financiero sobre potenciales beneficios tributarios.

En resumen…

Con un leasing, usted podría pagar menos dinero inicialmente y hacer pagos mensuales más bajos que si estuviera financiando su vehículo. También tendría la flexibilidad de devolver el vehículo, o comprarlo al final del contrato, sin tener que preocuparse nunca por tener que venderlo.

Al final del contrato, usted puede adquirir el vehículo o devolverlo. (Más detalles, aquí). En cualquier caso, no es necesario venderlo: simplemente devuélvalo a un concesionario Toyota de confianza como Precision Toyota. Puede que deba pagar cargos o costos asociados con la finalización del contrato, según lo estipulado en el contrato.

¿Preguntas? Estamos aquí para ayudar.

Llámanos ahora para hablar con uno de nuestros especialistas de productos, envíenos un mensaje en línea, or solicitar financiación en línea en este momento.

Solicitor Financiamiento Contactenos